Qué tal. Acá traemos un nuevo artículo de la Ley de la Atracción. Vamos para allá.



¿Alguna vez has tenido la sensación de que deberías ser más feliz? Quizás tu existencia se ve bastante bien por fuera, pero por dentro te sientes dudoso, plano o incómodo.

Aquí hay ocho razones por las que nada parece hacer que se sienta tan bien como le gustaría, junto con soluciones que lo ayudarán a avanzar hacia una vida más feliz.

1. Una concepción poco realista de la felicidad

Si tienes un gran coche pero anhelas constantemente uno mejor; lucir lo mejor posible, pero siempre pensar que hay un gran margen de mejora; tener una relación amorosa pero concéntrese en los defectos de la persona; lo más probable es que haya comprado la idea de felicidad de otra persona.

Solución: Tus ideas probablemente provienen de películas o de lo que imaginas que es ser rico y famoso. Sin embargo, la cultura de las celebridades está retocada y diseñada para vender productos. Necesita pensar más allá del dinero, el estatus y la apariencia y mirar más a fondo … ¿Qué De Verdad hacerte mas feliz?

2. Todavía “estando” en la escuela secundaria





Si tienes el hábito de competir con los vecinos o sientes la necesidad de tener ciertas cosas solo porque tus compañeros las tienen, sigues pensando como un estudiante de secundaria. Es natural sentir la presión de seguir el ritmo de los demás y querer “pertenecer”. Pero también puede llevarlo a quedarse atascado en sentimientos de rechazo e inferioridad de la escuela secundaria.

Solución: Trate de identificarse con un grupo de compañeros diferente que sea relevante para sus objetivos y su vida adulta; uno que se preocupa más por marcar la diferencia que nuestros objetos materiales. Esto te ayudará a alejarte de tu autoconcepción adolescente y te enseñará a derivar la felicidad de retribuir al mundo.

3. Falta de conexiones profundas

Si sueña con compartir sus sentimientos y pensamientos más profundos con alguien, y si tiene redes sociales masivas en Facebook e Instagram pero de alguna manera se siente solo, su infelicidad probablemente se deba a la falta de conexiones reales con los demás.

Muchas otras personas se sienten igual que tú, pero están esperando a que alguien más dé el paso hacia la vulnerabilidad primero.

Solución: ¡Sal y profundiza las conexiones! Invite a sus conocidos a almorzar o tomar un café y conózcalos mejor, y haga preguntas reales sobre lo que quieren, lo que les importa y lo que establecen como metas. También puede considerar asistir a clubes o grupos de personas que comparten algunos de sus intereses y partir de ahí.

4. Demonios pasados

Si tienes un pasado difícil de baja autoestima y siempre sientes que tienes algo que demostrar, es difícil ser feliz; tienes el impulso para ser validado, pero una creencia subyacente de que nunca podrás serlo.

Solución: Vea de dónde proviene su necesidad de éxito en su pasado y trabaje para actualizar sus creencias limitantes para que realmente reflejen el valor real y el valor que ha demostrado que tiene. Una vez que puedas aceptar que eres lo suficientemente bueno, tu capacidad de felicidad aumentará enormemente.

5. Una prisión emocional

Si siente que es débil para pedir ayuda, fácilmente puede terminar abrumado por emociones intensas. En esa situación, ninguna cantidad de posesiones extravagantes o elogios profesionales será suficiente para hacerte feliz, ya que tu carga es simplemente demasiado pesada.

Solución: Acepte que cuando se niega a recibir ayuda con los sentimientos difíciles, solo se está lastimando a sí mismo y socavando su salud física y mental. Consulte a un terapeuta, hable con su médico o, al menos, confíe en alguien en quien confíe. Cuando aprende a crear y utilizar una red de apoyo, el mundo puede sentirse mucho más placentero y seguro.

6. Lucha contra la adicción

Si está haciendo algo en exceso, ya sea trabajar, beber, hacer ejercicio, apostar, comer o buscar sexo, corre el riesgo de tener una adicción que le impide ser verdaderamente feliz.




Solución: Las adicciones suelen ser mecanismos de protección que te permiten regular los sentimientos incómodos sin tener que procesarlos realmente. Busque un entrenador de vida o un terapeuta que se especialice en conductas adictivas y que pueda ayudarlos a comprender cómo evolucionaron estas conductas y cómo encontrar alternativas saludables.

7. “Persiguiendo” la felicidad

¿Siempre tienes la sensación de que si logras o haces solo una cosa más, finalmente serás feliz? Puede que sea más dinero, una casa diferente, una nueva pareja o una mayor pérdida de peso lo que te impulsa, pero independientemente de lo que sea, te estás engañando a ti mismo si crees que cumplir una meta más te traerá paz. Cualquier estado de ánimo mejorado será temporal.

Solución: Descubra qué eventos de su pasado lo mantienen atrapado en la infelicidad. ¿Por qué necesitas factores externos para hacerte feliz? Busque formas de encontrar la alegría interior y haga un esfuerzo por aprender a disfrutar de placeres más simples. Si desea explorar más a fondo qué es la verdadera felicidad y cómo encarnarla, deje que estas citas sobre ser feliz de personas inspiradoras le muestren cómo hacerlo.

8. Incapacidad para ofrecerse amor incondicional

Finalmente, si no puedes mirarte en el espejo y sentir amor y aceptación, no es de extrañar que nada parezca hacerte feliz. La forma en que te ves a ti mismo tiene un papel muy importante que desempeñar para determinar lo que atraes, y si te involucras en un diálogo interno negativo (por ejemplo, “Soy feo” o “Nunca seré tan inteligente como ellos), entonces simplemente no puede atraer la verdadera felicidad.

Solución: Lo más importante que puede hacer es atacar la negatividad desde su origen. Descubra de dónde provienen sus heridas internas, reconózcalas y trabaje para curarlas. Ofrézcase repetidamente compasión y amor practicando el cuidado personal, estableciendo límites saludables con los demás y recordándose a sí mismo que no necesita ser perfecto, solo necesita ser lo suficientemente bueno.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This