Nuestros niveles de motivación a menudo pueden parecer tan impredecibles como el sol inglés; Puede ser inexistente durante semanas, luego de la parte azul de las nubes y llega sin previo aviso.

Mantenerse motivado puede ser una lucha, pero en lugar de confiar en los estallidos ocasionales de la motivación inesperada, ¿cómo podemos mantener nuestro impulso motivacional para asegurarnos de que esté allí cuando más lo necesitamos? La capacidad de mantenerse motivado por largos períodos de tiempo puede significar la diferencia entre vivir una vida de mediocridad y una de increíble éxito. La auto motivación nos brinda la capacidad de seguir avanzando, independientemente de los fracasos o decepciones que la vida nos presente.

Entonces, ¿por qué es tan difícil mantenerse motivado?

Las 3 razones más comunes para perder la motivación

  1. Falta de dirección. Sin un destino claro, ¿cómo puede saber dónde o cómo comenzar su viaje?
  2. Falta de concentración. Este es un gran problema. Demasiadas personas intentan forzarse a sentirse motivadas por las cosas que simplemente no les importan. Necesitamos estar haciendo las cosas por las razones correctas. Tener un sueño o una meta gratificante a la vista. Nadie realmente quiere levantarse temprano. Pero si levantarse temprano te llevará un paso más cerca de tu sueño, encontrarás que la motivación y el enfoque están repentinamente ahí.
  3. Falta de confianza en sí mismo. Demasiadas personas albergan la actitud de que al no intentarlo, pueden eliminar totalmente la posibilidad de fracaso o decepción. Después de todo, si no crees que puedas tener éxito en algo, ¿qué sentido tiene intentarlo? La falta de confianza en sí mismo es posiblemente la causa de muerte más grande de todas.

Cómo motivarse ahora mismo

1. Obtener confianza

En lugar de centrarse en las fortalezas y habilidades que pueden aportar a una tarea, demasiadas personas cometen el error de centrarse en sus defectos y los obstáculos que se interponen en su camino. Razonan que si no tienen ya la vida que quieren, ellos mismos tienen la culpa.

Entonces, en lugar de detenerse en lo lejos que queda para ir, ¿por qué no recordarse lo lejos que ha llegado? Salte de su depresión con gratitud. Haga esto y debería comenzar a sentirse sorprendido de lo exitoso y competente que ya ha demostrado ser.

A menudo somos nuestros peores enemigos cuando se trata de distorsionar la verdad y contarnos una historia basada en la interpretación, no en hechos. Entonces, cuanto más negativamente interpretamos una situación, más debemos buscar nuestra mente en nuestra realidad para probar que la “historia” es verdadera.

Dale un gran impulso a tus niveles de motivación y confianza contándote una historia diferente y más positiva. Haga una lista mental de sus fortalezas, logros y ventajas. Deben demostrar ser altamente motivadores y el inicio que necesita para desarrollar sus metas.

Deje que la meta final le proporcione su motivación, no el miedo.

Ley de la atracción

2. Enfócate

Cuando no estamos seguros de nuestros objetivos o del resultado final que estamos alcanzando, puede ser difícil motivarnos en absoluto. Por lo tanto, concéntrate en qué es lo que más deseas. Haz a un lado tus miedos para obtener una idea de hacia dónde te diriges. Haga esto y entonces estará en la poderosa posición de poder planificar.

Cuando su mente se enfoca en un resultado positivo, en lugar de un futuro o temores poco claros, su cerebro comienza a planificar para el éxito. Tu necesidad de ser activo para hacer realidad tus sueños y alcanzar esta meta aumenta de inmediato. En lugar de preocuparse por un futuro turbio y lejano, puede comprometerse por completo a salir y obtener lo que desea.

3. Obtener la dirección

Se ha enfocado en lo que quiere, ahora necesita desarrollar una dirección para guiarlo mejor hacia el logro de sus metas.

Los objetivos pequeños y medibles a los que puede aspirar en el día a día son ideales cuando busca lograr algo en su vida. Abrumar y agotar son dos grandes enemigos de la auto-motivación. Por lo tanto, no quieres asustarte a ti mismo antes de siquiera ponerte en marcha.

4. Pregúntate a ti mismo …

Para mantener altos los niveles de motivación, lo primero que debe hacer es identificar las actividades que pueden ayudarlo mejor a lograr sus deseos. Una buena idea sería anotar cómo sería para usted un día exitoso y productivo.

  • ¿Qué tareas completarías?
  • ¿En qué actividades invertirías la mayor parte de tu tiempo?
  • ¿Cómo te gustaría sentirte al final de cada día?

Mantener un inventario de las tareas necesarias para que continúe avanzando hacia sus objetivos, puede ayudarlo a mantener sus niveles de energía altos y bien dirigidos. Si su auto-motivación comienza a decaer, recupere la dirección rediseñando su plan de acción. Recuérdese el objetivo final más grande. A continuación, seleccione una pequeña tarea que tenga en su lista de tareas pendientes. Al elegir completar uno de los elementos de su “tarea pendiente”, no importa lo pequeño que sea, inmediatamente debe comenzar a sentirse mejor. A su vez, esto debería ayudar a reavivar sus niveles de motivación.

Todos experimentaremos días en que nuestras energías y motivación se están agotando. Sin embargo, es importante tomar esto con calma y reconocer que deben esperarse. Es saber cómo salir de estos desplomes ocasionales al silenciar nuestros pensamientos negativos y alentar los motivadores que deberían permitirnos ganar impulso cuando más lo necesitamos.

Pin It on Pinterest

Shares
Share This